Make your own free website on Tripod.com










PRESENTACIÓN

ARTICULOS MILICIA

ÁLBUM FOTOGRÁFICO

HIMNOS Y CANCIONES

LIBROS

ENLACES

BIOGRAFIAS

 

Correo electrónico
unamu@hotmail.com

 

ALGO INOLVIDABLE: CUANDO FUI PROMOVIDO A ALFÉREZ

El quince de Septiembre de 1950, fui declarado apto para ascender a Alférez eventual de Complemento de Artillería después de pasarme dos veranos en Monte la Reina, y por lo tanto sin las tan ansiadas vacaciones de fin de curso. No he vuelto desde entonces a aquel lugar, pero no por mi voluntad, si no porque no he tenido ocasión de hacerlo dado el rumbo que tomó mi vida al desarrollar mi profesión en Andalucía donde fundé una familia y donde, sin duda terminaré mis días.

Siento la nostalgia de aquel tiempo, de aquel lugar y de aquellas tiendas de lona donde quince jóvenes Universitarios nos afanábamos por obtener la estrella de seis puntas que nos concedía la categoría de Oficiales de Complemento del Ejército Español.

Y una mañana, de calor sofocante, que la emoción no nos dejaba sentir, formados en la explanada, sentimos el agudo toque del cornetín de ordenes, que nos anunciaba que el Capitán General de la Región iba a hacer entrada en nuestro Campamento. La Marcha de Infantes le rindió honores. ¡Ya estábamos mas cerca de nuestra estrella! Por fin llegó el momento. Dimos unos cuantos pasos al frente y después del saludo reglamentario y de escuchar de no se quien ¡ENHORABUENA! recibí un papel algo mas que una cuartilla doble en donde se me nombraba Oficial eventual de Complemento. Era el DESPACHO como en términos castrenses se le llama todavía. Aquel día, si hubiera sido posible, habría amado mas a esta mi Patria que es y será siempre España.

Han pasado CINCUENTA años, queriéndola y amándola como aquel día, que quise amarla mas, pero que no pude porque en mi pequeño corazón ya no cabía más amor. Ella me lo llenaba por entero. Ese Despacho lo guardo como una reliquia y aunque envejecido por los años, como yo, es el grito permanente de ¡VIVA ESPAÑA! que se repite como un eco, todos los días de mi vida, al igual que aquella mañana en Monte la Reina, un 15 de Septiembre de 1950.

JOSÉ MARÍA GONZÁLEZ-GAY DOMENECH
Alférez de Complemento de Artillería